1
million project beneficiaries
130
million trees being planted
120,000
households being equipped with efficient cookstoves
10
millions tons of CO2 to be sequestered over 20 years
9
active projects (Africa, Asia & Latin America)
40
million € invested

Acompañamos a las comunidades rurales en la restauración y conservación de sus ecosistemas con el fin de mejorar sus condiciones de vida.

El 25% de la población mundial depende directamente de los ecosistemas forestales para asegurar su subsistencia. Sin embargo, una superficie de bosque equivalente a 50 campos de fútbol desaparece cada minuto. Además, las comunidades pobres de los países en vías de desarrollo son las primeras en sufrir el cambio climático. Carecen de acceso tanto al conocimiento como a la tecnología y a la prefinanciación que les permita convertirse en actores de su propio desarrollo.


El Fondo de Carbono Livelihoods utiliza la economía del carbono para financiar distintos proyectos —restauración de los ecosistemas, agrosilvicultura y energía rural— destinados a mejorar la seguridad alimentaria de las comunidades rurales y a aumentar la renta de los agricultores.
El Fondo prefinancia a organizaciones no gubernamentales para la puesta en marcha y mantenimiento de proyectos a gran escala. El rendimiento de la inversión toma la forma de créditos de carbono. Como contraprestación por el riesgo financiero que soporta, el Fondo de Carbono Livelihoods recibe créditos de carbono para un periodo de 10 a 20 años, en función de los resultados del proyecto. Este modelo es posible gracias al compromiso de nuestros inversores a largo plazo.

Livelihoods Carbon Fund (LCF) was launched in 2011 by 10 investors: Danone, Schneider Electric, Crédit Agricole S.A., Michelin, Hermès, SAP, Groupe Caisse des Dépôts, La Poste, Firmenich, Voyageurs du Monde

Como contrapartida por su contribución financiera, los inversores reciben créditos de carbono de gran valor social que pueden utilizar posteriormente para compensar una parte de las emisiones inevitables

NUESTROS PRINCIPALES ÁMBITOS DE ACCIÓN

Ecosistemas que garantizan la seguridad alimentaria de las comunidades rurales y contribuyen a luchar eficazmente contra el cambio climático

Agrosilvicultura

La agrosilvicultura consiste en combinar la plantación de árboles y de cultivos. Los proyectos impulsados por los fondos Livelihoods contribuyen al empoderamiento de los agricultores mediante esta técnica que favorece la productividad de los terrenos y la biodiversidad. Los árboles contribuyen de forma natural a la fertilidad del suelo, reduciendo las necesidades de fertilizantes químicos y disminuyendo la erosión del suelo al tiempo que capturan grandes cantidades de CO2. Gracias a esta diversificación de los cultivos, los agricultores están mejor preparados para hacer frente a las variaciones del clima y del mercado y pueden aumentar sus beneficios sin degradar por ello el ecosistema.

Restauración de manglares

Los manglares son grupos de árboles y matorrales que se encuentran en la intersección del mar con la tierra. Forman parte de los ecosistemas más ricos de nuestro planeta. Escudos biológicos de las regiones costeras, albergan numerosas especies de peces, crustáceos y moluscos. Los bosques de manglares desaparecen como consecuencia de la recogida de leña, la sobrepesca y la contaminación. Las comunidades rurales que dependen de estos ecosistemas están amenazadas. El Fondo de Carbono Livelihoods ha hecho posible que comunidades especialmente vulnerables restauren sus bosques de manglares.

Energía rural

El bosque sigue siendo la principal fuente de energía para muchos países en vías de desarrollo. Los hornos de cocción tradicionales (la mayoría de las veces compuestos por tres piedras directamente sobre el suelo) suponen un elvado consumo de madera. Asimismo, producen humos tóxicos que afectan particularmente a las mujeres y los niños y que son responsables de alrededor de 4,3 millones de muertes al año en todo el mundo. Los hornos eficaces distribuidos por los fondos Livelihoods disminuyen el consumo de madera en más de un 50 %, contribuyendo a la conservación de los bosques y a la mitigación del cambio climático. Las mujeres están menos expuestas a los humos tóxicos y dedican menos tiempo a la recogida de leña así como a la cocina.

NUESTROS INVERSORES

Compromisos a largo plazo para generar impacto