El nexo agua-tierra-carbono

A la Tierra se la denomina a veces el «Planeta Azul» o el «Planeta del Agua» ya que este elemento cubre más del 70 % de su superficie. Sin embargo, el 99 % del agua de nuestro planeta no es aprovechable por los seres humanos ni por el resto de seres vivos. Solo un 0,3 % de nuestra agua potable está localizada en aguas superficiales de lagos, ríos y pantanos[1], ya que la mayoría se encuentra en zonas subterráneas. La principal forma de suministro de agua potable a los paisajes terrestres es mediante la lluvia, que cae sobre el suelo. Por tanto, la accesibilidad y calidad del agua dependen de entornos sanos.

[1] https://www.nationalgeographic.org/media/earths-fresh-water/

Suelo degradado: mayor escorrentía durante la infiltración.

Suelo sano: una esponja que aumenta la disponibilidad del agua subterránea y reduce las escorrentías y la erosión del suelo.

El suelo varía enormemente en su composición, pero, para poder tener unas condiciones sanas que sustenten la vida, debe retener el agua y los nutrientes esenciales para las plantas y, por consiguiente, insectos, gusanos, hongos bacterias… La materia orgánica es un componente fundamental de un suelo sano, ya que ejerce de imán para las moléculas de agua y los nutrientes que contienen. Cuando se cultiva la tierra, las prácticas utilizadas pueden conservar dicha materia orgánica, concentrada principalmente en la capa superior o, por el contrario, debilitarla con aguas de escorrentía, un fenómeno conocido más comúnmente como erosión. Un suelo erosionado se va convirtiendo en suelo mineral. Es menos fértil y retiene menos agua. La materia orgánica consiste, de hecho, en carbono. Por tanto, la mejora de la salud del suelo logra un doble beneficio al retener más agua y absorber más carbono y, al mismo tiempo, mitigar la escasez de agua y el cambio climático.

Las prácticas agrícolas sencillas, asequibles y susceptibles de ser reproducidas, como el compostaje, las técnicas de cubierta y la explotación agroforestal, pueden mejorar la resistencia frente a la erosión de la capa superior del suelo, aumentar el grosor de la capa de suelo sano y enriquecer este con materia orgánica. Un suelo sano sustentado por prácticas de gestión inteligente agrícola y del terreno repercute de múltiples maneras en la disponibilidad y calidad del agua.

  • Disponibilidad de agua subterránea

Cuando llueve sobre una parcela agrícola gestionada de forma sostenible, la superficie irregular del suelo, cubierto de diversas plantas y árboles, prolonga el tiempo en el que el agua discurre por el terreno. De esta forma, hay tiempo suficiente para que el agua penetre en el suelo, lo que reduce la escorrentía. Como la materia orgánica se comporta como una esponja, absorbe agua en la capa superior del suelo, con lo que las plantas disponen de ella durante más tiempo. El agua no absorbida se filtra a un nivel más profundo del suelo y recarga el acuífero. El contenido orgánico del suelo puede aumentarse mediante técnicas muy sencillas, como el compostaje, el mantillo agrícola y el barbecho (dejar que parte de los cultivos arrancados o cultivados se marchiten en el campo)… El estudio realizado en el proyecto del monte Elgon de Livelihoods en Kenia con 30 000 explotaciones agrícolas familiares demuestra que, aumentando la cantidad de materia orgánica denle el suelo en aproximadamente 1 tonelada por ha al año mediante prácticas agrícolas inteligentes, se consigue disponer de 17 000 litros más de agua subterránea por hectárea. Por tanto, estas prácticas agrícolas pueden tener un efecto profundo en la seguridad alimentaria de las comunidades que viven en territorios vulnerables.

  • Conservación de la calidad del agua y la biodiversidad

Debido a que la agricultura sostenible protege la capa superior del suelo, es menos probable que el agua que discurre por la superficie arrastre parte de esta preciada capa. Por ejemplo, en Burkina Faso, los agricultores colocan una fila de piedras siguiendo las líneas de nivel, que actúan de mini presas que ralentizan las escorrentías superficiales durante las lluvias torrenciales. En Kenia los agricultores plantan árboles en los márgenes de los ríos para mitigar la erosión del suelo y proteger los ríos de los sedimentos. La sedimentación provoca contaminación del agua, que a su vez afecta a la calidad del agua, la vida acuática y la biodiversidad de ríos, lagos, etc.

  • Lucha contra el cambio climático y productivad de cultivos

El estudio realizado en el proyecto del monte Elgon de Livelihoods en Kenia también puso de relieve que, con 1 tonelada extra de materia orgánica por ha al año, se logra que un suelo sano absorba 2,5 toneladas más de C02 por hectárea al año. Por tanto, la ayuda a los agricultores en la aplicación de prácticas agrícolas sostenibles constituye un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Además, como el suelo almacena más carbono, aumenta su fertilidad, lo que a su vez incrementa la productividad de los cultivos y, en última instancia, la seguridad alimentaria. Al plantar árboles en sus campos y diversificar sus cultivos para aumentar la biodiversidad, los agricultores pueden mejorar la fertilidad del suelo y lograr una mayor absorción de carbono.

 

Los proyectos de los fondos Livelihoods se basan en este nexo suelo-carbono-agua con el objetivo de proporcionar a los pequeños agricultores de comunidades vulnerables los medios y conocimientos adecuados para luchar contra la escasez de agua, el cambio climático y la seguridad alimentaria a través de sus prácticas agrícolas. Estos proyectos aúnan a empresas privadas, organizaciones públicas, ONG y la sociedad civil para ayudar a cientos de miles de personas en Brasil, México, Burkina Faso y Kenia, entre otros países.

Foto: Jurga Jo/ Adobe Stock.

Recent Posts / View All Posts

We are hiring a Senior Carbon Coordinator

| News | No Comments

Livelihoods Venture is a fast-growing social enterprise with projects in Asia, Africa and Latin America. In all our projects we primarily focus on improving the livelihood of local population, protecting…

We are hiring a Senior Program Coordinator

| News | No Comments

Main assignments: Prospect, Design, Implement large scale impactful projects Investment opportunities Identify and select projects for future investments Design Lead the design with NGOs, local population, private enterprises, buyers etc……

An innovative investment model to preserve water resources in Rio

| News | No Comments
Ensure sustainable water preservation while answering the growing demand from the urban market. The Livelihoods-Caruanas project, launched in 2018 in Tinguá, in the north of Rio de Janeiro metropolis combines...

Which learnings from Tinguá experience?

| News | No Comments
The Livelihoods-Caruanas project in Rio de Janeiro is still recent, but we can already observe a few key learnings, given the dynamics of the project: A well-structured offer addressed to...
Share This